Páginas vistas en total

Follow by Email

jueves, 26 de julio de 2012

Campos de batalla



Lucha con aquello que mejor domines.
Ese es un buen comienzo para un relato.
La historia de nuestra vida comienza.
Lo que ocurre nos enseña, y viceversa.
Lo aprendido se olvida, o se queda.
Las palabras vuelan, o se proyectan.
Los pasos debilitan y ausentan.
La mejor versión es la que perdura.
Un mal día llega sin que te des cuenta.
Ser incrédulo es olvidar que existe
algo que nos supera.
Pocos son los que tienen fortaleza
sin haber deambulado por senderos
sin gloria y con maleza.
El horizonte se convierte en un punto cualquiera.
El agua deja de ser cristalina, la seda se vuelve rugosa.
La aurora se torna macabra y la risa poco contagiosa.
La melodía se calla, las olas embrutecen.
Los ojos dejan de observar y los labios lo presienten.
El amor bien cultivado siente la ráfaga fría e inerte
y los golpes se oyen desde la fortaleza más lejana.
Todo acontece y se acota.
Las penas se vuelven alegrías.
Las historias son cortas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario