Páginas vistas en total

Follow by Email

jueves, 29 de marzo de 2012

La verdad es muy simple

Un discípulo llega hasta el maestro y le dice:

-¿Puedes instruirme en la Verdad?
-Atención-respondió el maestro.
-¿Y qué más?
-Atención, atención.

Y el maestro agregó:

-Atención, atención, atención.

Ya molesto, el discípulo replica:

-¿Y qué es la atención?
-La atención es la atención.

La atención permite recibir, captar, sentir y sentirnos. Fluye a cada momento y a cada instante si se aprende a potenciarla. Nada se podrá hacer con sagacidad, precisión y cuidado sin atención. Juega un papel fundamental en el autoconocimiento y la observación ya que tiende un puente entre la persona y la realidad inmediata. Como dicen los maestros de Oriente, si se está atento se está vivo, pero si uno se dispersa es como si ya hubiera muerto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada