Páginas vistas en total

Follow by Email

miércoles, 7 de marzo de 2012

De lo idílico e inalcanzable.

“Todos hemos nacido en Arcadia, es decir, entramos en el mundo llenos de aspiraciones a la felicidad y al goce y conservamos la insensata esperanza de realizarlas, hasta que el destino nos atrapa rudamente y nos muestra que nada es nuestro, sino que todo es suyo”.

(El arte de ser feliz, Schopenhauer)


Arcadia es una provincia de Grecia, situada en el Peloponeso. Antiguamente Arcadia fue descrita por diversos autores como la tierra de Pan, patrono de los pastores y dios griego de la naturaleza. Muchos autores veían Arcadia como un lugar pobre, sin encantos que pudiesen llegar a amenizar la existencia humana. El poeta latino Virgilio la idealiza, describiéndola como un lugar lleno de deleite sensorial y espiritual, añadiendo atractivo a esta tierra tosca cuyas gentes vivían sin gracia. Todos los elementos de esta tierra utópica se hallan en armonía en un exuberante paisaje. Ciertamente, todos nacemos en Arcadia.

Para Schopenhauer nuestro mundo está hecho del mismo material que el de los sueños, el "Velo de maya" de los hindúes. Sólo existe una fuerza cósmica: la voluntad. Los seres humanos nos vemos atrapados en una paradoja: no podemos resistirnos al impulso de la voluntad ciega e irracional de nuestra propia naturaleza. Solo hay dos formas de liberarnos, o como mínimo reducir el sufrimiento: la manera más obvia implica la aniquilación de uno mismo, la otra opción es despojarnos de toda voluntad para vencer nuestra naturaleza. Voluntad es todo aquello que deseamos, y todo aquello por lo que sufrimos al no poder conseguirlo. Para Schopenhauer esta es la opción acertada. 

La maya es un concepto fundamental del hinduismo. Significa que el mundo es una ilusión que se encuentra en nuestro punto de vista. Es una ilusión si pensamos que las estructuras, formas y cosas que nos rodean son realidades de la naturaleza, en vez de pensar que todo ello son conceptos creados por nuestra mente para categorizar. En conclusión, maya es la ilusión de tomar estos conceptos por realidades.


Este “Velo de maya” se refiere a que los sentidos son los que hacen a la representación. Schopenhauer nos dice que todo lo que percibimos se nos aparece como único conocimiento. Insiste en que la vida y el sueño están íntimamente relacionados. El sueño es una ilusión de la realidad.
“La vida y los ensueños son páginas de un mismo libro”, y solo el entendimiento puede desencadenarnos de la realidad aparente.


Os preguntaréis, ¿cómo es posible saberlo?¿Se trata de una especulación pseudo-filosófica?

Pseudo- o seudo- es un elemento del lenguaje utilizado como prefijo. Proviene del griego y significa falso (pseudópodo, seudónimo). Se usa para indicar una imitación, un parecido engañoso. Se coloca antes de la profesión, concepto o disciplina a mencionar (en este caso hablamos de la filosofía). 

¿Para qué vamos a ir más allá? No paramos de filosofar a todas horas, con nuestros amigos, familiares y sobre todo... con nuestros profesores de Filosofía. 

Hoy en día tenemos sin duda una Realidad Aparente. Pensemos en las cosas que la sociedad (conjunto de individuos relacionados entre sí que comparten ciertos rasgos culturales) hace que nos interesemos: una determinada forma de vestir según nuestra posición económica y nuestro rol en los grupos de amistades, un estatus social determinado relacionado con nuestro futuro empleo, un largo etcétera. 

Todo esto es ilusorio. Nos dejamos llevar por las percepciones cuando no nos atrevemos a ser nosotros mismos. 

¿Habría publicidad en la Arcadia de Virgilio? ¿De esta publicidad se llegaría al consumo en masa? Incluso en un lugar idílico, apto para el disfrute espiritual, podrían surgir carencias impuestas por la sociedad, aparente realidad. Vivir en armonía con nosotros mismos requiere limitar nuestros deseos, saber llevarlos de la manera más sana. Hay quien vive creyendo que ha nacido para ostentar el lujo, esto resulta realmente dañino, sobre todo para aquel que vive en un lugar yermo y desabrigado. 










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada